El piloto de KH-7 molesto con la organización porque no le han comunicado la suspensión de la parte final de la especial hasta su llegada a meta.

“Hemos pasado por sitios muy difíciles en los que nuestro Mini se podía haber quedado colgado por el agua”.

La climatología ha jugado hoy una mala pasada a todos los integrantes de la caravana del Dakar 2013. Nani Roma ha vivido momentos de mucho apuro, al cruzar al volante de su Mini 4All Racing por ríos en plena crecida. El piloto de KH-7 ha arriesgado mucho para llegar hasta la meta, donde ha sabido que la etapa se había suspendido desde el kilómetro 82.

“Estoy enfadado y muy molesto. Yo comprendo que hayan suspendido la etapa porque la dificultad era extrema, pero a los de delante nos podían haber parado antes de llegar a la meta. Nos hubiéramos ahorrado pasar por zonas realmente peligrosas, en la que el Mini casi se queda colgado de agua”, declara Nani Roma.

Debido a las inclemencias meteorológicas en los últimos 30 kilómetros de la especial, la dirección de la carrera ha decidido parar la competición y neutralizar la etapa a la altura del kilómetro 82, dando por definitivas las clasificaciones al paso por el CP2. Nani Roma ha pasado por ese lugar en cuarto lugar, a 2’33” del primero, el catarí Nasser  Al-Attiyah con su buggy.

A partir de ahí, la carrera se ha ido complicado hasta límites insospechados para quienes se han aventurado a continuar dando gas hacia la meta de San Miguel de Tucumán. Uno de los pocos capaces de llegar hasta allí ha sido el piloto de Folgueroles, ante el absoluto desconocimiento de que la carrera estaba detenida.

“Conforme íbamos avanzando hacia la llegada, nos íbamos encontrando cada vez más agua por el camino. Nunca había visto nada parecido. Los ríos iban creciendo a una velocidad espectacular en pocos minutos y hemos cruzado por algunos sitios realmente peligrosos, incluso con olas, donde otros han decidido darse la vuelta”, confiesa el piloto catalán.

Mañana, etapa de descanso en San Miguel de Tucumán (Argentina), donde Nani Roma tendrá ocasión de recuperarse de las fuertes emociones vividas a lo largo del día de hoy. La competición se reanudará el lunes con la novena etapa San Miguel de Tucumán y Córdoba, con 593 kilómetros cronometrados para los coches.