KH-7 está representada en la cita saudí por tres potentes equipos en las categorías de motos, coches y camiones.


Laia Sanz busca terminar su undécimo Dakar consecutivo en moto, tras una temporada muy complicada y atípica para ella.


En coches, Isidre Esteve y Txema Villalobos afrontan esta edición con la motivación de estrenarse con un Toyota Hilux y el top 10 en el punto de mira.


Los incombustibles Jordi Juvanteny y José Luis Criado buscarán su decimosexto triunfo en 6×6, el cuarto en la categoría de Producción y llevar un mensaje de esperanza a favor de las personas con una discapacidad intelectual.


Una nueva edición del Rally Dakar ya está en marcha y como, desde hace años, KH-7 no podía faltar a la cita que concluirá el próximo 15 de enero en Arabia Saudí. Hasta allí viajaron tres de sus embajadores más emblemáticos para seguir logrando grandes hitos deportivos y sociales.

Laia Sainz, unida a KH-7 desde sus inicios en la prueba más dura del motor, quiere completar su undécima participación en el Rally Dakar. Después de un año complicado por la enfermedad de Lyme, que contrajo hace meses, afronta este Dakar con la mentalidad de recuperar el ritmo de competición día a día. Yendo de menos a más, Laia Sanz está exprimiendo su experiencia y fortaleza para hacer frente a los desafíos que se encuentra a lo largo de las 12 etapas y más de 4.000 kilómetros contra el crono que se disputarán en el desierto saudí.

Con ilusiones renovadas, Isidre Esteve y su fiel copiloto Txema Villalobos esperan que este Dakar sea el que les permita dar un nuevo paso adelante en términos de velocidad en la categoría de coches. Con un potente Toyota Hilux adaptado a su discapacidad, el piloto ilerdense de KH-7 puede ser una de las sorpresas de esta edición de Dakar. Su objetivo es luchar por estar en el top 10 y demostrar que no hay barreras que le impidan cumplir sus sueños.

En camiones, el KH-7 Epsilon Team de Jordi Juvanteny y José Luis Criado vuelve a la carga con su MAN. Nada más y nada menos que 60 participaciones acumulan entre los dos. Criado, con 31 ediciones a sus espaldas, es el español que más veces ha tomado la salida de la prueba, y el segundo en activo en todo el mundo. Ambos buscarán conquistar por 16ª vez el trofeo de camiones 6×6 y el cuarto título de la categoría de Producción. Lo harán solos esta vez, tras el positivo por Covid-19 de Jordi Ballbé, que tenía que debutar con ellos como navegante. La misióndel KH-7 Epsilon Team no sólo es deportiva: en Arabia Saudí harán entrega de las manualidades realizadas por los usuarios de Fundació Privada Vallès Oriental, para personas con discapacidad intelectual, a la homóloga Disabled Children’s Association, con sede en Riyadh.